Para estudiantes que inician sus estudios musicales de cero, trabajaremos en primer lugar los aspectos técnicos, de exploración y ubicación del teclado, junto con ejercicios de movimiento y el reconocimiento auditivo de estructuras musicales, siguiendo la metodología Gordon. 

Consideramos que las lecciones sobre musicografía braille deben realizarse sólo cuando los estudiantes ya tengan algunas bases de conocimiento musical y están previamente familiarizados con el alfabeto braille. 

Para las clases de lectura y escritura musical, te explicaremos cómo funciona la notación musical en tinta en paralelo a cómo son los símbolos de notación musical en braille. De manera que desde la primera clase de lectura, podremos transcribir partituras de nuestros métodos favoritos y realizar ejercicios de solfeo musical.